Restaurante La Grajuela en un local situado en el centro de San Javier, frente al ayuntamiento, participa en La Ruta de la tapa de San Javier 2018 con una apuesta muy vanguardista y sorprendente .

Es un langostino en una especie de tempura crujiente acompañado de un canelos de una pasta fina y ligera relleno de una espuma crema de melón con virutas de jamón. Un mar y tierra revolucionario y que no os dejará indeferéntes.

Visualmente es un plato que llama la atención. Sorprende en boca por sus texturas y sabores. Desde luego es una tapa muy competitiva, tanto en sabor como en el emplatado.

Nos sorprende que al entrar al local y servirnos la ruta no nos den algún texto explicativo con los ingredientes de la tapa. El personal a no ser que preguntes no informa y tampoco se interesaron por saber nuestra opinión.

Una tapa muy visual y ligera. Con muchos contrastes de sabores.

Obtener Ruta

  mostrar opciones