En la zona de Mar Menor hay sol y nos apetece salir de tapitas. Nada mejor que las maravillosas tapas de la zona .

Aquí os dejamos algunas que no os van a decepcionar nunca.

01. Berenjenas a la crema. La «crème de la crème» es este plato suave que se te deshace en la boca. Bechamel, jamón, gambas y cómo no, ¡berenjenas!

02. Caballitos. Gambas con un abrigo de buñuelo que se presentan en el plato ensartadas en un palillo. Si les echas un poco de limón exprimido por encima, parecerás un auténtico oriundo.

03. Ensalada cantonal. Ensalada de ahumados típica de Cartagena en la que predomina el pescado conservado con esa antigua (y sabrosa) técnica. Salmón, bacalao y palometa, con tápenas, cebolla y aceite de oliva.

04. Ensalada murciana. Conocida en algunos lares como «mojete», es la combinación perfecta entre conserva y natural, entre granja, huerta y mar. Tomate pelado «de bote», huevos duros, cebolla tierna, olivas y atún. Ideal para el verano.

05. Habas crudas con bonito. Sorprendente y natural es ver a los murcianos desmenuzando habas en la barra de algún bar, como si de un rosario se tratara. Además si se acompañan de bonito en salazón, el placer es doble. Pruébalo: rico y entretenido.

06. Marinera. Uno de los buques insignia de nuestra tierra. Ensaladilla rusa sobre una rosquilla coronada con una anchoa. Si la prefieres sin el salazón se llama «bicicleta» y el arte se demuestra al comerla sin que se te destroce el invento.

07. Matrimonio. La historia de amor entre una anchoa y un boquerón. El sabor del mar en un solo bocado.

08. Michirones. Habas que se sirven muy calientes en cazuelita de barro con pimentón, panceta, hueso de jamón, chorizo ¡genial para entrar en calor!

09. Patatas con ajo. Tan sencillo como sabroso. Patata cocida o asada acompañada de una cucharada de «ajo», nombre con el que conocemos aquí al ajoaceite o alioli.

10. Perdices. Que su nombre no te engañe. Estas «aves de la huerta» no son otra cosa que corazones de lechuga partidos en dos o cuatro trozos, aderezados con aceite, vinagre, sal o un poco de pimentón ¡una deliciosa sorpresa!

11. Pipirrana. En otras regiones también la hacen, pero como la nuestra, ninguna: lechuga, tomate, pimiento, pepino y la compañía indispensable de sardinas de bota o bacalao.

12. Pisto murciano. Hecho a base de frito de pimientos y berenjena con tomate. Se puede tomar solo o acompañado, por ejemplo, de un trozo de tortilla de patatas. De toma pan y moja.

13. Pulpo. Nuestros pulpos son de lo más polifacético. Lo mismo protagonizan una ensalada, que aparecen como solistas, pasados por la plancha. Pero si hay un plato en el que este cefalópodo se luce es el pulpo al horno ¡de premio!

14. Queso fresco plancha. Estar a dieta no es excusa. Con esta tapa pueden disfrutar hasta los más obsesionados con la línea. Colocarlo encima de una tosta con tomate o sobrasada es opcional.

15. Tomate «partío«. Cortado a gajos y aderezado. También puede servirse en compañía de olivas, tápenas (alcaparras), tallos, boquerones o atún. Lo que viene siendo un completo, vamos.

16. Tortillas. De chanquetes en la costa y de habas o de ajos tiernos en toda la Región, es la demostración de que los huevos, además de suculentos, combinan con todo.

17. Verduras a la plancha. El arcoíris tiene sabor: el de la huerta murciana. Disfruta de un plato lleno de colorido con las mejores hortalizas de nuestra tierra. El sabor no está reñido con la salud y, en este caso, van juntitos de la mano.

18. Zarangollo. Frito de calabacín, cebolla y huevo con aceite. Aves y hortalizas unidas por un bien común: que tu paladar disfrute de lo lindo.